El blog de grafoprex

artículos

Ventajas de las etiquetas autoadhesivas
Ventajas de las etiquetas autoadhesivas

Cuando hablamos de etiquetas autoadhesivas, seguramente se te venga a la cabeza la típica etiqueta que ves en los productos del supermercado. Y sí, estamos hablando de esas. Este tipo de etiqueta es la más común en productos alimenticios y en bebidas, aunque también se utilizan mucho para embalar. Hoy te contamos todas las ventajas que poseen las etiquetas autoadhesivas.

“Las etiquetas autoadhesivas” se definen como etiquetas que poseen una cara adherible a una superficie.

El motivo principal por el que se utiliza tanto este tipo de etiqueta es porque son muy versátiles. Se pueden utilizar en prácticamente todos los tipos de materiales y se fabrican a medida para facilitar su adaptación atendiendo al tipo de producto. Además, poseen una excelente calidad.

Principales ventajas de las etiquetas autoadhesivas

Entre otras cualidades, existen otras ventajas que hacen de las etiquetas autoadhesivas una de las mejores opciones para utiliza

Tiempo: la mejora de las nuevas tecnologías han hecho que puedan imprimirse rápidamente. Por otro lado, su aplicación también es muy rápida al tratarse solamente de pegar la etiqueta ejerciendo presión sobre la misma.

Alta rentabilidad: Las etiquetas autoadhesivas pueden imprimirse en rollos o en hojas, por lo que su facilidad en cuanto a producción hace que la energía utilizada sea menor. Además las máquinas utilizadas para su fabricación no son de las más caras del mercado.

Duración: su fabricación permite que el paso o deterioro de todo tipo de sustancias no influya en su aspecto o funcionalidad. Resisten altas y bajas temperaturas.


Versatilidad: Pueden utilizarse en la gran mayoría de superficies y materiales. Además, una de las características de las etiquetas es informar acerca del producto, por lo que ofrece muchas posibilidades para incluir la información adicional que se quiera o necesite.


Facilidad de aplicación: se pueden aplicar directamente a mano sin ningún tipo de ayudas de herramientas de aplicación u otro tipo de máquinas, aunque lo más común es utilizar máquinas de etiquetado automatizadas para facilitar la producción masiva.


Marketing: este tipo de etiquetas son ideales para utilizarlas como herramienta de marketing debido a las posibilidades que ofrece en cuanto a diseño y calidad.

Si estás pensando en imprimir etiquetas para tu producto, en Grafoprex contamos con maquinaria especializada y de última tecnología para conseguir siempre los mejores resultados.

Cómo preparar tu arte final para imprenta
Cómo preparar tu arte final para imprenta

Seguramente te haya tocado enviar a imprenta una pieza y no hayas sabido qué formato o qué especificaciones debía tener el documento para que estuviese listo para su impresión. Aquí te explicamos cómo preparar tu arte final para la imprenta.

Mucha gente se piensa que enviando el documento, la imprenta lo preparará y finalmente tendrás tu pieza sin ningún tipo de problema. Y eso sucede, sí, pero solamente si envías el documento con las pautas adecuadas. De esta forma obtendrás el resultado que esperas.

Tranquilo, son solo algunas cosillas que debes revisar antes de exportar y enviar el documento. Nada complicado.

Tips para preparar tu documento para imprenta:

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de saber cómo preparar tu arte final para la imprenta son las dimensiones del documento. Si has pactado antes con la imprenta cierta dimensión cíñete a ella. Si por el contrario no habéis pactado nada, el tamaño será estándar.


En segundo lugar: el sangrado. El sangrado es el margen que debe tener el documento. Este debe ser mínimo de 3mm. Así evitamos posibles cortes que surjan de la impresión.


Los colores: Los colores deben ser convertidos a la metodología de impresión que necesites, siempre en CMYK. Existe una guía de color llamada Pantone, para colores más concretos, que te permite ver si el color es el correcto para imprimir.


La resolución de las imágenes: la resolución tiene que ser de mínimo de 3.000-4.000ppp (píxeles).


Los troqueles. Se trata de líneas cuya función es marcar los límites y espacios pero no deben aparecer en el arte final. Por ello, deben llevar el atributo de “sobreimprimir trazo.” En cuanto a las tipografías que utilices, todas deben estar trazadas. Así que ¡No te olvides de revisarlo! Es importante.


Puede que quieras que el resultado final de tu pieza tenga un acabado especial. En este caso, debes indicar de forma clara, en qué sitios quieres que esté dicho acabado.


Por último la exportación. Exporta tu archivo y envíalo a la imprenta. Recuerda utilizar la extensión PDF, que facilita el envío del archivo ya que lo comprime.


¿Quieres un consejo? Para comprobar que el resultado es el esperado antes de imprimir todas las piezas, pide a tu imprenta una prueba de cómo quedaría. (De nada).


Una vez enviado, solamente tienes que esperar a que las piezas físicas estén listas y ¡Voilá!

Nuestras Redes